Opinión Politica

La política neuquina en su laberinto

Las dos fuerzas nacionales más importantes se partieron en pedazos, el MPN sufre un desgaste y hay un nuevo jugador que buscará meterse en la pelea. ¿Quién saldrá mejor parado frente al 2023? Una incógnita.
La política neuquina en su laberinto

Como nunca, o como pocas veces, el escenario electoral que muestra la provincia de Neuquén de cara al año que viene es de muchos jugadores y un panorama poco claro, donde resulta difícil esbozar un pronóstico respecto a qué espacio llegará mejor posicionado.

El MPN lleva una ventaja, no sólo por ser el partido de gobierno sino también porque fue el primero en definir candidaturas. No obstante, puertas adentro saben sus dirigentes que lo que viene no será fácil. La salida de Rolando Figueroa, inevitablemente, traccionará hacia afuera una parte del voto emepenista. De hecho, los sectores de la oposición que no se sumaron al proyecto del actual diputado nacional señalan que no lo hicieron porque no van a ser parte de una interna abierta del MPN. Otro aspecto a analizar es que el partido, más allá de gobernar los principales distritos, viene perdiendo caudal electoral en los últimos comicios provinciales y arrastra un desgaste.

La pregunta es quién está hoy en mejores condiciones de disputarle poder. Figueroa trabaja en busca de polarizar el escenario, para convertirse él en el principal referente de la oposición. Para eso, a su tropa propia (que incluye a ex intendentes y dirigentes del sector Violeta) le sumó una parte del PRO y NCN, un sector minoritario del PJ y a referentes de otros partidos, como la Democracia Cristiana. E irá por más.

Si eso después se traduce en votos o en amontonamiento de voluntades, es otra cosa. Pero la idea de Figueroa de conformar un frente de partidos es clara y hacia allí va.

En ese armado se explica también el desmembramiento de las que eran las dos principales fuerzas de la oposición: El Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

El macrismo neuquino quedó partido al menos en tres: Un sector que irá con Figueroa, otro (de la mano de la UCR y el ARI) que sostiene la candidatura de Pablo Cervi y un tercer espacio que dio el portazo y que se presentará en representación del partido que a nivel nacional conduce Javier Milei. Y ahí aparece un jugador que hizo una muy buena elección el año pasado. Carlos Eguía, quien sumó, entre otros, a los ex quiroguistas José Luis Artaza y Guillermo Monzani.

A su vez, en el peronismo reina el desconcierto. El presidente del PJ, Darío Martínez, se llamó a silencio hace tiempo. Ramón Rioseco (que cuenta con el apoyo de Oscar Parrilli) dijo que será candidato pero no se sabe si lo hará por este espacio. Fabián Ungar pide internas y una agrupación referenciada en el ex intendente de Villa La Angostura, Hugo Panessi, ya oficializó su apoyo a Figueroa, proyecto al que podrían sumarse otros dirigentes peronistas, como el concejal y presidente del PJ de Neuquén capital, Marcelo Zúñiga.

En el medio de toda esta confusión, el ex gobernador Jorge Sobisch está a la espera de que le autoricen el sello del partido de Miguel Ángel Pichetto y, de lograrlo, se especula que también será de la partida para competir en el 2023.

Los analistas que manejan algunos números aseguran que, con este escenario, difícilmente quien acceda a la gobernación el año que viene supere el 30 por ciento de los votos. Para constatar eso todavía falta.

Fuente: LMN

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: