Denuncia Mala praxis Salud

Mala praxis: denuncian a un centro médico por la muerte de una niña

La madre de la paciente, de 11 años, relató que la niña falleció tras cuatro días de dolores abdominales y pocas respuestas de parte de los médicos.
Mala praxis: denuncian a un centro médico por la muerte de una niña

Una grave denuncia de mala praxis golpea por estas horas al Policlínico Neuquén y el centro de salud La Natividad, tras el fallecimiento de una niña que sufrió por cuatro días dolores abdominales que ahora se le atribuyen a una peritonitis presuntamente mal diagnosticada.

“Mi hija empezó con dolores abdominales el día lunes (21 de marzo), la llevé a la guardia del San Lucas, donde tuvimos que esperar bastante, la atiende una doctora que la revisa, le revisa el abdomen y le dice que podían ser cólicos debido a su ciclo menstrual porque justo había empezado el día anterior”, relató Tatiana, madre de la víctima, sobre el comienzo de la odisea que terminó en el fallecimiento de su hija, el cual atribuye a una mala praxis médica.

Según confió la mujer en declaraciones radiales, la niña tenía hacía días también su garganta “colorada y mocos”, motivo por el cual se ordenó la realización de un hisopado para descartar la presencia de la bacteria estreptococo. A pesar de la atención, al día siguiente la paciente continuaba con dolores intensos, “estaba muy adolorida, no podía dormir y comía muy poco”, y fue por eso que el martes 22, Tatiana llevó a su hija a otro centro de salud: La Natividad Neuquén.

“Esperamos muchas horas, Valen se retorcía del dolor”, recordó la mujer, quien relató que una vez más, a la niña le revisaron su abdomen y ordenaron una radiografía que dio cuenta de la presencia de materia fecal en el intestino, dado que hacía tres días que no lograba ir de cuerpo. Ante esto, se le inyectó diclofenac a la paciente y se indicó la toma de laxantes y la realización de enemas para liberar el intestino.

Sin embargo, la nueva indicación médica tampoco trajo alivio a Valentina, quien continuó con dolores y sin poder ir al baño.

“Le dije que se bañara para llevarla al médico nuevamente. Cuando sale de la ducha, parecía una persona muerta; tenía toda su piel amarillenta y los labios morados, así que nos fuimos volando al médico”, confió Tatiana, quien asegura que su hija murió por mala praxis.

Prefiriendo que la vea alguien que había seguido la evolución del cuadro de su hija, que no hacía más que empeorar, la mujer volvió con la niña al Policlínico, donde tras esperar “dos horas”, Valentina “entró en shock”. “Perdió el conocimiento, actuaba y se movía de manera rara”, aseguró la mujer sobre su hija, quien finalmente fue derivada al Policlínico para ser internada, donde la paciente y su madre debieron trasladarse caminando.

Tatiana contó que los estudios básicos (orina y sangre) de su hija daban resultados normales, pero aún así el cuadro sólo empeoraba y para entonces la niña había comenzado a vomitar “de color café”. Una tomografía computarizada arrojó que la paciente había desarrollado un shock séptico y debía ser intervenida quirúrgicamente porque su estado era “crítico”.

“Estuvo con muchísima fiebre, nunca la pudieron estabilizar hasta que se cansó mi hija, porque solamente dependía de ella. La venía peleando hacía cuatro días, entró en paro y se fue. Mi hija de 11 años, sana, divina. Le arrebataron su vida”, lamentó la mujer.

A pesar del dolor, la reacción de Tatiana y su pareja fue inmediata: realizaron una denuncia por mala praxis y pidieron una autopsia, tras lo cual afirma que fueron anoticiados por la fiscalía que lo que había llevado a la infección irreversible era un cuadro de peritonitis, algo que entienden se podría haber tratado a tiempo de ser diagnosticado correctamente.

Es por esto que actualmente, el fiscal Andrés Azar se encuentra abocado a la investigación y reuniendo los elementos necesarios para determinar quiénes atendieron a la niña paciente y si su accionar realmente se encuadra en el delito de mala praxis, para determinar cómo avanzar.

“Sabemos que no es la primera vez que pasa esto, pero necesitamos que no haya más Valentinas, es imperdonable lo que hicieron. Mi hija no va a volver por más que yo haga marchas, pero no puede ser que exista negligencia médica y menos en las clínicas privadas”, reclamó la mujer.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: