Elecciones Paso Politica

El MPN lidera, por ahora, la intención de voto en Neuquén

Es para las primarias del 12 de septiembre. Los tres primeros lugares son ocupados por el partido provincial, el Frente de Todos y el sector referenciado en Juntos por el Cambio.

El MPN lidera, por ahora, la intención de voto en Neuquén

Los comentarios que circulan por los pasillos políticos de Neuquén, esta provincia tan singular, corroboran la presunción analítica realizada a poco de comenzar el proceso hacia las PASO que se realizarán el 12 de septiembre: la intención de voto es liderada por el MPN, alimentado por una interna inéditamente jugada en una compulsa nacional, y que, a esta altura, nadie duda que fue armada estratégicamente para lograr un mayor protagonismo en un momento clave, que perfilará el rumbo hacia ese 2023 cada vez más cercano, ansiosamente proyectado en la mesa donde se discuten los destinos de los dólares de Vaca Muerta.

Cerca del MPN renovado en expectativas, se ubica, según las mediciones que no se publican pero que existen, obviamente, el Frente de Todos. El sector que representa al kirchnerismo y sus variedades exóticas, ha sido golpeado por el escándalo de las fotos y videos del cumpleaños de Fabiola Yáñez en Olivos; y teme, todavía, que haya más cartas en la manga de esa variopinta oposición que pretende erradicarlo de la superficie política como si fuera el yuyo malo que envenena la huerta. También hay discusión acerca de ese acuerdo de cúpula que produjo como resultado la lista que lidera Tanya Bertoldi. “Hubiera sido mejor competir en las PASO, como hizo el MPN”, se quejan amargamente los teóricos electorales, al ver cómo el efecto arrastre -generalmente beneficioso- funciona en las buenas y en las malas, y, en el caso de que sean estas últimas, es altamente corrosivo.

El tercer lugar es ocupado por la Lista principal de lo que era Juntos por el Cambio y ahora es Cambia Neuquén, por decisión judicial y como resultado de maniobras externas a esa coalición que, con recursos y habilidad histórica, supieron meter el puñal divisorio. La lista que lidera Pablo Cervi jugará su propia primaria enfrentando -aunque sin competir en el mismo espacio- a la Coalición Cívica en la que se encumbró como candidato Carlos Eguía, fuertemente apoyado por el sector del ex quiroguismo representado por la ahora empresaria gastronómica Yenny Fonfach.

El panorama grueso, que es el que se acaba de describir, es nada más que el esbozo de lo que podrá pasar en los comicios que realmente importan, los que se animarán en noviembre. En el caso del MPN, solo una lista quedará, entre las tres que compiten, que lideran Mage Ferraresso, Rolo Figueroa y Hugo Rauque.  En el peronismo del Frente de Todos sucederá lo mismo. Pero en el sector que a nivel nacional se identifica con Juntos por el Cambio, puede haber más de una que sobreviva. En concreto, se puede dar el caso que, en noviembre, compitan Pablo Cervi y también Eguía. Esto es posible porque no compiten entre ellos en las primarias, ya que la coalición fue rota, premeditada y calculadoramente, por acción de otros jugadores que se esmeraron en limar la expectativa de polarización que suponía el escenario.

La gran expectativa se focaliza cada vez más en el MPN. Ferraresso y Llancafilo versus Figueroa y Ortiz Luna, con Hugo Rauque bastante lejos. El oficialismo contra la oposición. ¿Qué pasará en esa puja, clave? En primer lugar, hay que decir que Rauque difícilmente supere una minoría pequeña, porque esta primaria se concentrará entre la arquitecta y el contador. Rauque es algo así como una distracción creada para restar votos a una de las dos listas principales. En segundo lugar, hay que destacar que, si bien el oficialismo muestra una concentración notable de estructura y respaldo mayoritario en la expresión pública partidaria, la otra lista también ha recibido guiños del estatus quo. Puede decirse que hay distintas capas de verdad y engaño en la interna del MPN. Llegar al corazón de esa cebolla con los ojos limpios de lágrimas, es difícil. El resultado, por lo tanto, no está cantado ni es de Perogrullo.

Después del 12 de septiembre, y antes de las elecciones de noviembre, el MPN animará otra pelea clave, en la capital neuquina. Será el 10 de octubre. Es el segundo paso importante. Estos comicios locales también oficiarán de catarsis popular, y ayudarán a forjar el resultado de las elecciones nacionales en Neuquén. La realidad, que no se detiene en análisis, seguirá avanzando, interrelacionando cuestiones con los laboratorios de estrategias. ¿Habrá más escándalos? ¿Hay escándalos meticulosamente preparados para hacer detonar más adelante? Todo puede suceder, en medio de la fatigosa, inestable, e imprevisible, vida de los argentinos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: