Judiciales Policiales

Estafa millonaria: jerárquicas del CPE se quedaron durante años con becas destinadas a estudiantes

Flavia Duarte, titular de Becas del Consejo Provincial de Educación (CPE), y su comadre y empleada Sandra Osorio, fueron sumariadas al revelarse que durante años cobraron becas destinadas a estudiantes neuquinos.
Estafa millonaria: jerárquicas del CPE se quedaron durante años con becas destinadas a estudiantes

Los sumarios los inició el Ministerio Educación de la provincia luego de que se las declarara responsables administrativas por el cobro ilícito, entre 2017 y 2018, de casi 2 millones de pesos destinados a becas para estudiantes de primeria y secundaria.

En sus declaraciones durante la investigación interna, las mujeres rompieron el vínculo y, según afirmó Osorio, los cobros ilícitos los realizó por pedido expreso de Duarte, quien estaba apurada por terminar su casa en Plottier.

Duarte admitió que ella había cobrado los cheques y Osorio también confesó, pero dijo que «los cobré por pedido expreso de Flavia Duarte», la funcionaria más complicada, dado su cargo y que fue la beneficiaria de la mayor cantidad de cheques.

«El dinero lo tiene ella», sostuvo Osorio. «Duarte se mudó a su casa de Plottier, ella necesitaba terminar su casa a toda costa, eso manifestaba, y yo estaba en una situación muy complicada y vulnerable, recién me separaba», agregó.

Precisó que «fue ahí donde ella me propuso cobrar unos cheques y yo le tenía que dar la mayor cantidad del dinero para que ella terminara su casa y a mí me daba unas migajas. Ella siempre manipuló a los que estaban a su alrededor, muy hábil, muy astuta y en el medio quedamos un montón de gente», añadió Osorio.

Por su parte, Duarte admitió que «no lo tendría que haber hecho, me confundí. Pero quiero dejar en claro que todo lo que dice Osorio no es verdad, jamás le pedí que haga algo», se limitó a decir sobre los dichos de su comadre y empleada.

Modus operandi

Hasta mediados de 2019 las maniobras permanecieron ocultas. Por esa fecha, Duarte se tomó vacaciones y ocurrió lo no esperaba: que un estudiante concurriera al CPE a reclamar personalmente su beca. Entonces, un empleado le respondió que sí había cobrado los cheques.

Ante la negativa del joven se inició una investigación que derivó en que, efectivamente, le habían falsificado la firma al beneficiario, lo que luego fue ratificado por la Fiscalía de Delitos Patrimoniales y que además comprobó que lo mismo había ocurrido con casi 300 cheques que cobraron las dos empleadas del CPE.

El fiscal Marcelo Jara ordenó una investigación más profunda que sacó a la luz el accionar de las funcionarias: falsificaban las firmas del becario y luego endosaban el cheque para cobrarlo en dos sucursales del BPN a la que concurrían personalmente.

Así se determinó que Osorio cobró 258 cheques por un total de 1.716.400 pesos, mientras que su comadre y jefa, Duarte, hizo lo propio con 32 cheques por 143.200 pesos durante 2017 y 2018. Por esa razón, la Fiscalía las acusó de peculado y falsificación de instrumento privado en 300 casos.

Ahora se analiza pedirles una condena de tres años y que restituyan el dinero. Cifras actualizadas que sumarían unos 20 millones de pesos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: