Economia Politica

El endeudamiento tiene chance de salir, pero el drama sigue

Intensas negociaciones hubo este fin de semana. Se abrieron algunas "opciones". El drama de la segunda ola permanece, y es de alto impacto.
El endeudamiento tiene chance de salir; pero el drama sigue

En medio del drama de la segunda ola del Coronavirus, con un índice de letalidad que ha conmocionado, y con los hospitales en fase máxima de saturación, la política neuquina se hace el tiempo suficiente para jugar ese amague de todo o nada que tanto gusta por el impacto, coqueteando con la suerte, presumiendo de ver quién tiene la verdad profunda sobre el estado de salud del Tesoro provincial, para determinar así, si es necesario o no tomar la deuda (12.800 millones de pesos) que el gobierno de Omar Gutiérrez dice necesitar para garantizar una llegada más o menos creíble al fin de este año aciago.

El contexto muestra a la Democracia Cristiana liderada por Jorge Sobisch en abierta oposición; más la unión del kirchnerismo del Frente de Todos, con sus adversarios nacionales (mas no locales) de Juntos por el Cambio, sacando chapa de oposición concreta y negando el nuevo endeudamiento porque “la economía se recuperó” y habrá plata suficiente para pagar el incremento del gasto que implicó el “salariazo” estatal.

La situación tiene como escenario la Legislatura. Allí se libra la batalla por los votos al proyecto del Ejecutivo. Ha sucedido antes, y ahora, pese a que el drama social de la pandemia no permite comparaciones justas, pasa más o menos lo mismo: hay puja, pero el MPN no afloja; y tampoco pierde la fe en conseguir los votos necesarios para aprobar el permiso, por mayoría, aunque sea ajustada.

De hecho, este fin de semana las negociaciones políticas se incrementaron al máximo, y se abrieron algunas “opciones” para que no se produjera el naufragio. Es muy posible que no haya vencedores ni vencidos, pero sobre la base de que la Cámara de Diputados no contribuya a ahogar más de lo que está a la administración del Ejecutivo. “Después discutimos si hicimos las cosas bien o mal o más o menos… pero ahora no se puede joder, no se puede jugar con fuego”, masculló por lo bajo un referente del MPN, curtido en mil batallas.

Esta realidad, más allá de su importancia, está encapsulada en el ámbito político. La ciudadanía se ha alejado de tales avatares de la vida, pues la pandemia y su récord de fallecimientos en la provincia ha producido un impacto del que costará recuperarse. Esta otra realidad, la de la gente de a pie, la de quienes tienen que sufrir la precariedad inexplicable de un Estado que estuvo demasiado tiempo regodeándose en su propio ombligo, es la que terminará imponiendo las condiciones para la Neuquén que viene.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: