Educación

La Sociedad Argentina de Pediatría realizó un documento de apoyo para el regreso a las aulas

Uno de los temas más sensibles y controversiales de este momento es el regreso a las clases presenciales. Por un lado están los que temen y no quieren que esto suceda y por otro lado están los que defienden y aseguran que el regreso a las aulas es el camino correcto.

Por esta razón, la Sociedad Argentina de Pediatría ha realizado un documento de apoyo y acompañamiento para las familias y los profesionales. En el mismo indicaron “hemos observado con preocupación el impacto que la pandemia ha tenido en niñas, niños y adolescentes (NNyA) y su escolarización” y explicaron que “por tal razón, hemos pensado generar un documento que pueda ser útil como herramienta de apoyo a la comunidad, basándonos en la experiencia disponible y en lo que está aconteciendo en el mundo entero respecto de la vuelta a la escuela”.

Según detalló una de las Pediatras de nuestra ciudad, la Doctora Brenda Tomas en sus Redes Sociales “la escuela es un espacio donde los niños, niñas y adolescentes comparten saberes, juegos, inquietudes. Les permite organizar su vida en sociedad. Les brinda la posibilidad de desarrollo de sus derechos. La escuela es un igualador de oportunidades”.

Con la virtualidad se acrecentaron las desigualdades. Muchos niños y adolescentes no pudieron realizar sus tareas o conectarse a las clases por falta de dispositivos e internet en los hogares “lo cual hace que los modelos de aprendizaje virtual resulten de difícil implementación, dando lugar a la aparición de una brecha tecnológica entre niñas, niños y adolescentes muy difíciles de resolver”, aseguraron de la Sociedad Argentina de Pediatría.

 Uno de los principales miedos en quienes se resisten al regreso a las aulas es que los niños sean la puerta de entrada del virus a los hogares y por ende, que se exponga a los adultos mayores que conviven o los cuidan a la enfermedad. La Sociedad Argentina de Pediatria expresó que “los datos publicados hasta ahora no señalan de manera contundente que los niños con inmunocompromiso desarrollen con más frecuencia cuadros graves por COVID 19 ni que la población pediátrica sea el gran transmisor de la infección viral”.

Además detallaron que “existe gran controversia en relación a la posibilidad de transmisión por parte de los niños, por lo que no se los debería considerar como “grandes transmisores” ya que la carga viral dependería del cuadro clínico y no de la edad. Aunque quedan muchas preguntas, la evidencia actual indica que los niños y adolescentes pueden infectarse y es menos probable que presenten síntomas y tienen menos probabilidades de desarrollar una enfermedad grave como resultado de la infección por SARS-CoV-2”.

Por otra parte manifestaron que “los datos más recientes sugieren que los niños mayores de 10 años pueden transmitir el SARSCoV-2 tan eficientemente como los adultos, y esta información debe ser parte de las consideraciones tomadas para determinar cómo abrir escuelas de manera segura y efectiva” y agregaron “debemos considerar que ninguna acción o conjunto de acciones eliminará por completo el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2, pero la implementación de varias intervenciones coordinadas puede reducir en gran medida ese riesgo”.

Dentro del documento de 43 páginas se indicaron las recomendaciones para volver a las aulas:
Distanciamiento social

* Se recomienda un distanciamiento mínimo de DOS METROS entre todos los actores involucrados. Esta distancia podrá reducirse a UN METRO Y MEDIO dentro del aula siempre y cuando se cumplan las medidas adicionales de uso permanente de tapabocas, lavado frecuente de manos o el uso de alcohol en gel, ventilación y desinfección adecuada de las instalaciones.

* Evitar contacto físico de todo tipo como besos, abrazos, apretones de manos, puños, entre otros.
* Establecer protocolos o recomendaciones especiales para personas con discapacidad y sus acompañantes.
* Evitar reuniones de docentes u otros miembros de la comunidad educativa en espacios donde no pueda cumplirse el distanciamiento. Se deberán realizar en forma virtual.

* En los recreos los niños realizarán juegos con distanciamiento y se podrán realizar grupos de 4 o 5 niños a manera de burbuja, para poder detectar y aislar rápidamente en caso que uno de los niños sea positivo.
* No compartir mate, vajilla, útiles, ni otros utensilios personales.

Finalmente, Brenda Tomas expresó “necesitan volver a verse y compartir con sus docentes, con sus compañeros. La vuelta a las clases presenciales va a ser diferente. Cada uno debe aprender un nuevo rol. Cada uno de los adultos (familia, docentes, comunidad) debe acompañar para que así sea. Sin miedo, con prevención. Proyectando hacia el mejor futuro posible. Una infancia y adolescencia que pueda gozar plenamente del derecho a educarse”.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: