Coronavirus Policiales Salud Sociedad

La trágica historia familiar de la mujer que murió en la guardia del hospital

A fines de junio, uno de los hijos fue asesinado en el paraje Los Miches y, al poco tiempo, a ella le descubrieron cáncer. La mujer de 58 años murió el martes en el hospital.

Una vez más, la tragedia enluta a la familia de Aluminé Enrique, la mujer de 58 años que tenía coronavirus y este martes murió en la guardia del hospital Castro Rendón esperando una cama. Es la segunda pérdida que sufren este año, en apenas cuatro meses.

El pasado 26 de junio, uno de los nueve hijos de Aluminé fue asesinado de una puñalada en el paraje Los Miches, ubicado a 82 kilómetros de Chos Malal. A principios de año, Marcos Matus, de 34 años, partió a esa zona con la ilusión de adquirir una pulpería y vivir en una zona rural tranquila.

Según contó Isabel Molina -otra de las hijas-, el asesinato de su hermano fue doloroso y, al poco tiempo, a su mamá le descubrieron cáncer de útero y ovarios. Luego, se contagió coronavirus y este martes murió en la guardia del hospital a la espera de una cama.

Cómo fue el asesinato

El pasado 4 de julio, de acuerdo a la reconstrucción que pudo hacer el fiscal Fernando Fuentes en conjunto con la Policía, Matus trabajaba en Los Miches en una suerte de pulpería donde se hacía y vendía pan, bebidas y comida para llevar. Ese era el local que pretendía comprar, por eso se había mudado al norte a principios de año.

El viernes a la noche, tres hermanos de apellido Antiñir pasaron a buscar a Marcos Matus por su casa. Así lo contó el jefe de la víctima, un panadero del paraje El Boleadero, quien además, le daba alojamiento, ya que Matus se había mudado hace pocos meses. El hombre no supo nada más hasta que el sábado a la mañana la Policía se presentó en el lugar para entrevistarlo.

Tras compartir un rato de charla con algunas botellas de alcohol de por medio, los cuatro se trasladaron hasta la casa de los Antiñir en El Boleadero.

En medio del trayecto, se desató una discusión y los acusados arremetieron contra la víctima, quien recibió una puñalada en las costillas. Matus se alejó y murió desangrado a unos 700 metros de allí, a la vera de un camino, donde fue encontrado la mañana siguiente.

Qué pasó con Aluminé Enrique

Aluminé Enrique, mamá de Marcos, estuvo más de 12 horas en una camilla con mascarilla de oxígeno, a la espera de una cama que los médicos del hospital Castro Rendón pidieron y nunca llegó.

La mujer tenía coronavirus y hacía poco tiempo le habían detectado cáncer de útero y ovarios. También tenía diabetes, hipertensión y asma. Vivía en el barrio Progreso, era ama de casa y cobraba una pensión. Tenía nueve hijos.

“Ella hacía su vida normal, no venía mal físicamente”, contó Isabel. Este miércoles, se viralizó el audio de una conversación que mantuvo con una médica del hospital quien le informaba que su mamá no era “candidata” a ser conectada a un respirador. Tras más de 12 horas a la espera de una cama, la mujer falleció.

(fuente:LMN)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: