Actualidad Coronavirus Sociedad

Varados en Andorra: el periplo de un angosturense para volver a casa con su familia

En un vuelo que salió desde Francia, 24 neuquinos que estaban en ese pequeño país europeo retornaron. Habían ido a hacer temporada y los atrapó el coronavirus.

David, uno de los siete angosturenses que logró retornar a la ciudad cordillerana en las últimas horas, tras estar varado en Andorra más de 50 días -a raíz del avance de la pandemia en el mundo- contó su experiencia.

El vuelo partió el pasado 30 abril, luego de las gestiones realizadas por la empresa que los tenía contratado en el país europeo, y el gobierno de Andorra. Nada tuvo que ver Cancillería Argentina, a través de la cual también buscaron retornar, pero dado que no tiene sede en ese país, las gestiones fueron inútiles. Entre otros argentinos, la aeronave fue abordada por 12 neuquinos, siete angosturenses y cinco sanmartinenses.

“Trabajamos con la empresa de ski más grande Andorra y fueron ellos, junto con el gobierno de ese país, los que hicieron lo posible para poder subir al avión, el cual tenía que venir a buscar europeos a Argentina para repatriar. El vuelo de Air France salió de un día para otro y nos avisaron con horas de anticipación”, explicó el joven, el cual decidió cruzar el océano en noviembre del 2019 atrás para trabajar por primera vez durante la temporada invernal (tenía pasaje de vuelta para marzo), y agregó: “La empresa pagó la mitad del pasaje, 350 euros, y el resto lo pagamos nosotros; y nos pusieron toda la logística de buses para llegar a París, desde donde salía el vuelo (desde Andorra fueron a Toulouse en micro y desde allí en avión a la capital francesa)”.

Si bien ellos aseguran que la embajada argentina no hizo nada, David comentó un poco el por qué y dejó en claro cuál es el gran problema que sufre ese pequeño país. “Mucho no hizo, pero porque no tiene sede en Andorra, sólo en España. Ellos empezaron a ver quiénes tenían prioridad y llenar formularios, pero al tener tan pocos vuelos, mucho no podían hacer”, lanzó y siguió diciendo: “El tema era que el Ministerio de Salud no aprobaba los vuelos, y no Cancillería como se decía. La bronca de la gente de Andorra es que no hay vuelos, la mayoría sale de España, pero tienen en cuenta a los que están ahí”.

Los angosturenses venían de cumplir con una estricta cuarentena y, además, les habían realizado el test para COVID-19, el cual obviamente dio negativo. En tanto, en cada sitio que pisaron les controlaron la temperatura. “El centro de ski cerró el 12 de marzo y el 13 ya entramos en cuarentena. En mi caso, hice 53 días de cuarentena. Estuvimos en los hospedajes donde estábamos alojados. Sólo te dejaban salir por número de documento o la dirección que tenías, para ir al supermercado”.

Como si a su vuelta a casa no le faltaran condimento, no fue un vuelo directo a Argentina, ya que la aeronave tuvo que hacer una parada de emergencia para cargar combustible en San Pablo (Brasil). Según contó el joven, tuvieron que sortear una importante tormenta, como así también turbulencias.

Una vez en Buenos Aires, se les presentó un nuevo inconveniente: organizar la vuelta a sus provincias de todos los argentinos que venía en ese vuelo. Después de varias horas de delinear el recorrido, se definió que un micro iría desde Bahía Blanca a Neuquén, y luego Bariloche. “Cuando llegás a Ezeiza tenés que llenar una planilla para volver a tu provincia. Si sos de Capital Federal y no tenés donde hacer la cuarentena o vivís con alguien de riesgo, te mandan a un hotel; y los del interior tienen que esperar a que se armen los recorridos”.

El joven relató que no tuvieron contacto con el chofer, no les dieron nada de comer y el colectivo no hizo ninguna parada. “En el bus no te dan ni agua. Tampoco tenés contacto con el chofer y no para en ningún momento; por lo que, si no compras nada en Ezeiza, que lo único que está abierto es McDonald’s, que te venden un combo a 500 pesos, no comés nada en dos días”.

Dado que sólo les permitían descender en ciudades capitales, los oriundos de Villa La Angostura se contactaron con el secretario de Turismo de la ciudad, Alejando Kuryluk; y la titular Regional Neuquén de la CNRT, Verónica Madrazo, para adaptar el recorrido. Fue así, que a las personas que tenían que volver a San Martín de los Andes les permitieron bajar en Collón Cura para que sus familiares los trasladaran a sus hogares. En tanto, a los de Villa, los dejaron en el Puente del Limay, y sus familias harían el resto. “Los choferes que fueron a buscarnos quedaron en cuarentena con nosotros”, manifestó.

David reveló que esta era la primera vez que viajaba a Andorra a hacer temporada y que el reencuentro con su familia fue especial. “Hace 5 o 6 días no sabía cuándo iba a volver. Desde que empecé la cuarentena estuve sin saber que decirle a mi familia. Tengo dos hijas, de 2 y 7 años y la pasé mal. Nunca entendimos por qué pasó tanto tiempo, se ve que la embajada no pudo presionar lo suficiente al Ministerio de Salud para que salgan más vuelos”.

“No debemos olvidarnos que quedan 2000 personas más allá. Hoy pudimos volver 7 de Villa La Angostura -también lo hicieron otros cinco de San Martín de los Andes-. De Neuquén ahora quedaran 113. Se que están viniendo más en los próximos vuelos. Hoy creo que sale uno y la semana que viene otro”, finalizó. (FUENTE:LMN)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: