Hoy se informó que tres de los cuatro casos sospechosos de Coronavirus (COVID-19) registrados en la provincia del Neuquén, en la capital neuquina, no están infectados con el virus. Así fue notificado por la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS)-Malbrán, luego de procesar las muestras tomadas a tres de las cuatro personas. La muestra del cuarto caso aún no fue procesada por el Malbrán.

Se trata de una mujer de 42 años, otra de 56 años y su hijo de 17 años, quienes regresaron al país desde Europa el pasado 3 y 4 de marzo. Las tres personas se encuentran en buen estado general y serán dados de alta de la internación.

Además, a la fecha fueron derivados a la capital neuquina dos nuevos casos sospechosos de Coronavirus (COVID-19) de la localidad de Cipolletti. Es decir, personas con síntomas compatibles y antecedentes de viaje a países con transmisión local del virus.

Se trata de un hombre de 59 años, quien regresó al país desde España el pasado 7 de marzo, y su pareja, una mujer de 47 años. Ambos se aislaron al llegar a Cipolletti, por lo que no tuvieron contacto con otras personas. Actualmente, ambos se encuentran en buen estado general y cumpliendo el aislamiento establecido por las autoridades sanitarias (internados en una institución privada).

Tal como establece el protocolo, se les tomarán muestras que serán procesadas para descartar influenza. En caso de ser negativas, por el momento, las muestras serán enviadas al Malbrán. Como caso sospechoso, hasta que se confirme o se descarte, las medidas preventivas para las dos personas consideradas casos sospechosos son las de mantener el aislamiento respiratorio y el tratamiento según la evolución de cada uno.

El país se encuentra en máximo alerta para sensibilizar la vigilancia epidemiológica. Dada la situación actual, la provincia está en fase de contención para detectar casos sospechosos de manera temprana, asegurar el aislamiento de los mismos, brindar la atención adecuada a los pacientes e implementar las medidas de investigación, prevención y control tendientes a reducir el riesgo de diseminación de la infección en la población.

Hoy el gobernador Omar Gutiérrez creó, mediante un decreto, el Comité de Emergencia para la formulación e implementación de políticas públicas vinculadas a la prevención y mitigación del coronavirus COVID-19. La misma norma legal establece la emergencia sanitaria en la provincia por un plazo de 180 días. Para combatir la propagación del COVID-19, el Comité solicitó continuar adoptando medidas que estén inspiradas o regidas por los siguientes principios: prevención, responsabilidad compartida, coordinación y articulación.

Ante la presencia de fiebre y síntomas respiratorios como tos, dolor de garganta, dificultad para respirar y haber transitado en áreas con circulación del virus o al haber estado en contacto con un caso confirmado, se insta a la población a que haga una consulta médica de inmediato, refiera el antecedente de viaje y evite el contacto social.